Desde 2019, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha venido insistiendo sobre la pérdida de biodiversidad a nivel mundial. Científicos advirtieron en el reporte de la ONU sobre las más de un millón de especies, del total estimado de ocho millones, que se encuentran en peligro de extinción, muchas de las cuales podrían extinguirse en unas décadas. Hoy, dos años más tarde el informe Planeta Vivo 2022 prende de nuevo las alarmas: en los últimos cincuenta años, el planeta ha perdido el 69 % en las poblaciones de especies de animales. 

El informe, resultado de un arduo trabajo de investigación realizado por el Fondo Mundial para la Vida Silvestre (WWF por sus siglas en inglés) y la Sociedad Zoológica de Londres (ZSL) analizó 31.821 poblaciones de 5.230 especies de mamíferos, aves, reptiles, anfibios y peces.

Este análisis de las tendencias en la biodiversidad global y la salud del planeta, aunque está lejos de tener en cuenta a toda la inmensidad de la biodiversidad que existe, si es un indicativo importante y enciende las alarmas en algunas zonas críticas: “Este informe nos dice que las peores caídas están en la región de América Latina, donde se encuentra la selva tropical más grande del mundo, la Amazonía. Las tasas de deforestación se están acelerando, despojando a este ecosistema único no solo de los árboles, sino también de la vida silvestre que depende de ellos y de la capacidad de la Amazonía para actuar como uno de nuestros mayores aliados en la lucha contra el cambio climático”, sostuvo la Directora Ejecutiva de WWF Reino Unido, Tanya Steele.

América Latina y el Caribe es la región que peores resultados arrojó. Las poblaciones de animales vertebrados en esta región han disminuido un 94% reveló el informe, que según Luis Germán Naranjo Director de WWF Colombia “es muy preocupante”. 

De acuerdo con el informe, la pérdida de biodiversidad se debe principalmente a la agricultura, sobreexplotación, tala de árboles, contaminación, especies introducidas, el cambio climático, cambios de uso del suelo, entre otros factores. De igual forma, en el documento, WWF hace un llamado a los gobiernos a asumir una responsabilidad y “realizar transformaciones que abarquen todo el sistema: cómo producimos y consumimos, la tecnología que usamos y cómo gestionamos nuestros sistemas económicos y financieros” concluye el informe. 

Otro aspecto importante a resaltar de este documento es que invita a abordar la pérdida de biodiversidad y la crisis climáticas como un solo problema y no como se suele hacer donde los animales están por un lado y el cambio climático por otro. Esto hace eco a la resolución aprobada durante la Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente realizada en Kenia a principios de este año, donde por primera vez en la historia se incluyó el bienestar de los animales en el abordaje de la crisis medio ambiental. 

Desde SOS Animales Colombia te invitamos a que leas el documento completo disponible aquí y utilices las redes sociales para presionar a los tomadores de decisiones para que formulen acciones concretas para frenar la extinción de miles de especies, sin las cuales la supervivencia de la humanidad está en peligro. 

WWF ha preparado un documento exclusivo para los tomadores de decisiones que puedes encontrar aquí.

Publicaciones Recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡agrega el tuyo a continuación!


Agregar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *